Capitolio del estado de Minnesota, St. Paul

La epidemia de policías asesinos debe terminar ahora antes de que una familia más pierda a un ser querido.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) continúa separando familias a un ritmo escandaloso y esto debe terminar ahora.

Estas son dos ramas del mismo árbol de un sistema de “justicia penal” supremacista blanco. Las comunidades afectadas por ICE y la policía deben unirse para obtener justicia.

Una protesta para pedir justicia. Hay que detener el sistema de justicia penal supremacista blanco.

Practique un distanciamiento social seguro: pedimos a todos los que puedan usar una máscara, usar desinfectante para manos y mantenerse alejados de quienes no pertenecen a su hogar.

Censo 2020

$0 de $32,000 recaudada
$
Seleccione método de pago
Información personal

Total de la donación: $10

Mensajes Recientes